Pular para o conteúdo

“Sólo un Dios nos puede salvar”

13/01/2012

Esta frase no viene de ningún papa, es de Martin Heidegger (1889-1976), uno de los más profundos filósofos alemanes del siglo XX, en una entrevista concedida al semanario Der Spiegel el 23 de septiembre de 1966, pero solamente publicada el 31 de mayo de 1976, una semana después de su muerte. Heidegger siempre fue un atento observador de los destinos amenazadores de nuestra civilización tecnológica. Para él la tecnología, como intervención en la dinámica natural del mundo para beneficio humano, ha penetrado de tal manera en nuestro modo de ser que se ha transformado en una segunda naturaleza.

Hoy en día no nos podemos imaginar sin el vasto aparato científico-técnico sobre el cual está asentada nuestra civilización, pero está dominada por una compulsión oportunista que se traduce en la fórmula: si podemos hacerlo, también nos es permitido hacerlo sin ninguna otra consideración ética. Las armas de destrucción masiva surgieron de esta actitud. Si existen, ¿por qué no usarlas?

Para el filósofo, una técnica así, sin conciencia, es la más clara expresión de nuestro paradigma y de nuestra mentalidad, nacidas en los albores de la modernidad, en el siglo XVI, pero cuyas raíces se encuentran ya en la metafísica clásica griega. Esta mentalidad se guía por la explotación, por el cálculo, por la mecanización y por la eficiencia aplicada en todos los ámbitos, pero principalmente en relación con la naturaleza. Esta comprensión ha entrado en nosotros de tal manera que consideramos la tecnología como la panacea para todos nuestros problemas. Inconscientemente nos definimos contra la naturaleza que debe ser dominada y explotada. Nosotros mismos nos hacemos objeto de la ciencia, al ser manipulados nuestros órganos y hasta nuestros genes.

Entre ser humano y naturaleza se ha establecido un divorcio que se revela por la creciente degradación ambiental y social. El mantenimiento y la aceleración de este proceso tecnológico, según el filósofo, puede llevarnos a una eventual autodestrucción. La máquina de muerte hace decenios que está ya construida.

Para salir de esta situación no bastan los llamamientos éticos y religiosos, mucho menos la simple buena voluntad. Se trata de un problema metafísico, es decir, de un modo de ver y de pensar la realidad. Estamos en un tren que corre veloz sobre dos raíles; está yendo al encuentro de un abismo que hay más adelante y no sabemos cómo pararlo.¿Qué hacer? Esa es la cuestión.

Si quisiéramos, podríamos encontrar una mentalidad distinta en nuestra tradición cultural, en los presocráticos como Heráclito entre otros, que todavía veían la conexión orgánica entre ser humano y naturaleza, entre lo divino y lo terreno, y alimentaban un sentido de pertenencia a un Todo mayor. El saber no estaba al servicio del poder sino de la vida y de la contemplación del misterio del ser. O en toda la reflexión contemporánea sobre el nuevo paradigma cosmológico-ecológico, que ve la unidad y la complejidad del único y gran proceso de la evolución, del cual todos los seres emergen y son interdependientes. Pero este camino nos es vedado por el exceso de tecnociencia, de racionalidad calculatoria y por los inmensos intereses económicos de los grandes consorcios que viven de este statu quo.

¿Hacia dónde vamos? En este contexto de indagaciones fue donde Heidegger pronunció esta famosa y profética sentencia: «La filosofía no podrá provocar directamente un cambio del estado presente del mundo. Y esto no es válido sólo para la filosofía sino también para toda actividad de pensamiento humano. Sólo un Dios puede aún salvarnos (Nur noch ein Gott kann uns retten). La única posibilidad que nos queda, en el pensamiento y en la poesía, es preparar nuestra disponibilidad para la manifestación de ese Dios o para la ausencia de Dios en tiempo de ocaso (Untergrund); dado que nosotros, ante el Dios ausente, vamos a desaparecer».

Lo que Heidegger afirma está siendo gritado también por notables pensadores, científicos y ecólogos. O cambiamos de rumbo o nuestra civilización pone en peligro su futuro. Nuestra actitud es de apertura a un adviento de Dios, esa Energía poderosa y amorosa que sustenta a cada ser y a todo el universo. Él podrá salvarnos. Esta actitud está bien representada por la gratuidad de la poesía y del libre pensar. Y como Dios, según las Escrituras, es «el supremo amante de la vida» (Sabiduría 11,24), esperamos que no permitirá un fin trágico para el ser humano. Éste existe para brillar, convivir y ser feliz.

Véase el libro Proteger la Tierra-Cuidar de la vida: cómo evitar el fin del mundo, Río de Janeiro, Record, 2010.

Anúncios
15 Comentários leave one →
  1. Jose Torres permalink
    13/01/2012 12:30

    Un hermoso pensamiento que ser conscientes del futuro que nos espera.

    Curtir

  2. Osmar Barrios permalink
    13/01/2012 13:31

    Un pensamiento así es el necesario para que la situación actual pueda tomar otro rumbo del que lleva. Lamentablemente la humanidad tiende a confiar más en lo que nos “hace ser fuertes” e imponernos ante lo demás y no en lo que nos cobija y nos permite vivir.

    Curtir

  3. luis alberto aparicio jimenez permalink
    14/01/2012 0:24

    Lamentablemente un mercantilismo mecanisista, descarnado, despiadado e incontenible nos impulsa más y más al precipicio socio – psico- ecobiológico espiritual y como digera Eugenio Ionesco “en la jaula de mi planeta los hombres viven en circulo, porque han olvidado mirar hacia arriba”

    Curtir

  4. Julia Muñoz Orrego permalink
    14/01/2012 19:31

    El gran desafío es como integrar claramente ese concepto/certeza de un Ser Superior Amoroso, Bueno y Justo, en nuestras acciones cotidianas, en nuestras manifestaciones personales o grupales, en nuestras pertenencias a organizaciones sociales o ecologistas. Vemos que de una semilla crece una planta y de ella una hermosísima flor…en estos tiempos ya nadie puede declararse ignorante de la armonía del universo, de los planetas, de nuestro planeta, con su Sol y Luna, solo por dar un simple ejemplo.
    Los humanos no tenemos la capacidad de CREAR ni un simple grano de arena….solo REPLICAMOS lo que YA estaba. !…Pero sí que sabemos destruir…¡
    Aún así, el maravilloso sentimiento de la Esperanza que invade cuando miramos a los ojos de los/as infantes, y vemos sus sonrisas inocentes, debería ser el motor que nos impulsara a desplegar todas nuestras capacidades para preservarles un mundo distinto, armonioso, generoso, en paz, donde a su debido tiempo ellos/as también puedan hacer su aporte para salvaguardarlo para los que vengan después.

    Curtir

  5. 29/01/2012 23:27

    Before reading this article, I had exactly the same problem, now I know that you can solve it, thank you very much for your help!

    Curtir

  6. Esther permalink
    01/02/2012 17:28

    Muy revelador su artículo, el ser humano en esta etapa de su evolución donde se ha producido un gran avance tecnológico en los paises ricos pero se enfrenta a problemas tremendos…que se pueden solucionar con voluntad política y económica. Mención rápida de éstos:
    Solucionar la pobreza en el mundo, repartiendo equitativamente la riqueza; cuidar del medio ambiente: stop industrias muy anticuadas, stop nucleares, stop armamento y guerras; la Onu debe ser una representación equitativa en la que se tomen decisiones con todos los paises del mundo por igual; la crisis llamada económica que se basa en la codicia de unos pocos en detrimento del 99%.
    Hay algo importante que debemos preguntarnos: quienes somos, de dónde venimos y adonde vamos… Podemos encontrar en esta búsqueda la respuesta a nuestros problemas. los seres humanos formamos parte de la Vida con mayúscula, somos un eslabón, una pieza con el resto de todos los seres vivos… que hemos roto y puede ser causa de nuestra destrución.
    Como seres sociales debemos trabajar unidos por un mundo justo para todos: esta es la gran decisión con urgencia que debemos tomar.
    Una vez estén suplidas nuestras más importantes necesidades: comida, techo, trabajo, educación y sanidad como derecho para todos los seres humanos… se terminarán las guerras, el ser humano querrá aprender, saber, desarrollar su particular habilidad…
    Parafraseo a Federico G. Lorca: ¨El dia que se termine el hambre en el mundo, habrá una explosión espiritual que no nos la podemos imaginar¨.
    SEGUIRÉ…

    Curtir

  7. Esther permalink
    01/02/2012 17:51

    Hola de nuevo.
    La Vida está llena de inteligencia y belleza y está evolucionando constantemente; así el ser Humano está desarrollando su mente racional y va más allá;
    La parte positiva del ser humano es maravillosa: ahi tenemos lo que nos han dejado grandes hombres como Mozart, Einstein, Leonardo, Miguel Angel, Van Gog Madre Teresa…en todas las facetas del ser humano existen hermosos conocimientos para el bien de todos… y ese es el camino que nos dignificará: poner nuestras habilidades para el bien común… unos vamos más evolucionados que otros…
    La vida trabaja en el Planeta Tierra, y en otros planetas, se nos dice que no hay vida más inteligente que la nuestra…
    Creo que es hora de investigar por nosotros mismos para quitarnos el velo y descubrir cosas maravillosas…
    Si hay vida inteligente y más avanzada que en nuestro planeta…nos dejarán jugar con las bombas atómicas y destruir este planeta…
    Si formamos parte de un gran plan inteligente de la Vida en Evolución…estén seguros que no estamos solos y de que sabios hermanos nos ayudan y nos han ayudado siempre…
    INvestiguemos, no estamos solos…pero no les interesa que lo sepamos: los corruptos del mundo perderían su trabajo…
    Así que la frase de que sOLO UN DIOS NOS PUEDE SALVAR, es muy alentadora.
    Dejo un link estupendo: (leánlo con mente abierta):
    http://www.share-international.org/ // http://www.share-es.org/

    Curtir

  8. Juan Antonio permalink
    01/02/2012 18:05

    Todos los seres humanos y el mundo que los rodea proceden de ese Ser infinitamente sabio y poderoso, que aunque estemos empeñados en nuestra autodestrucción su Amor infinito no lo permitirá. Es bien cierto que filósofos como Leonardo Boff y otros nos ayudan a aclarar las ideas para poder percibir lo que se encierra detrás de la soberbia, la avaricia y el poder que hacen al hombre pensar en conquistar el poder de ese Dios del que reniegan, El dinero, la ciencia y la tecnología son para ellos todo lo que les puede permitir pensar en conseguir ser una imagen o mejor el espejismo de un dios terreno que aspira a una eternidad por sus propios medios, aunque para ello tenga que sacrificar a la Humanidad entera. La Biblia que recoge toda la sabiduría transmitida a través de los profetas y finalmente por el propio Jesucristo trata de poner al hombre a salvo en esa terrible lucha entre el Bien y el Mal desde el principio hasta el final de los tiempos.

    Curtir

  9. 08/02/2014 13:27

    ¿PORQUE NO HAY POSIBILIDAD DE SALVAR NUESTRAS CIVILIZACIONES Y COMO SERÁ EL FUTURO DE LOS SUPERVIVIENTES?

    Si observamos el diagrama del anormal CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL y también anormal CRECIMIENTO DEL CONSUMO DE ENERGÍA MUNDIAL, ambos expuestos en mi diagrama, con mis anotaciones, entre el periodo de la época de Jesucristo y nuestros tiempos, observamos que esto no han sido ni constante ni proporcional, sino ha enseñado tres diferentes tendencias con resultados positivos y negativos. Este hecho expresa mi ; CUADRO DE CRECIMIENTO Y DURACIÓN DE TIEMPO PARA AUMENTAR 100.000.000 LA POBLACIÓN DEL MUNDO, según el que:
    1) Entre los años 0 y 1400que correspondía a la época de Edad Media, para aumentar la población del mundo con 100 Millones y pasando desde 200 Millones que existía en la época de Jesucristo hasta 400 Millones tardo 700 años. La razón de este antinatural lentitud del crecimiento ha sido que por la despreocupación de la parte física la voluntad de vivir del hombre en esta época se debilita y queda debajo del nivel de los otros seres animados, cayendo como presa fácil en la lucha de la subsistencia que dirige el desarrollo de la EXISTENCIA REAL, la evolución del Universo, causando la disminución de la especie humana y peligrando el perfecto equilibrio entre los especies que componen nuestro planeta.
    2) Entre los años 1.400 y 1.800 que corresponde a la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana, para aumentar la población del mundo a 100 Millones y pasado desde 400 a 800 Millones tardo 100 años. La razón de este cambio ha sido por tener los hombres en estos tiempos igual interés hacia su vida espiritual y material, el hombre logra llevar en justo equilibrio las fuerzas de su Conciencia y de su Instinto y al obtener su perfección humana no le costaba nada adaptarse con su conducta y actividades a las Leyes de la Naturaleza y mantener su orden y armonía.
    3) En el tercer caso que corresponde a los tiempos desde la revolución industrial hasta nuestros días.
    4) Entre los años 1.800 – 1.900 para aumentar la población del mundo con 100 Millones, y pasando desde 800 a 1.600 Millones tardo 12,8 años.
    5) Entre los años 1.900 – 1.960 para aumentar la población del mundo con 100 Millones, y pasando desde 1.600 a 3.200 Millones tardo 3,7 años.
    6) Entre los años 1.960 – 2.000 para aumentar la población del mundo con 100 Millones, y pasando desde 3.200 a 6.400 Millones tardo 1,2 años. La razón de este disparatado y antinatural crecimiento ha sido y es, por el desinterés de la vida espiritual y la exagerada preocupación por el confort de la vida física del hombre en estos tiempos, perdiendo su capacidad de pensar integralmente, usando su inteligencia mal formada equivocadamente, y con los descubrimientos científicas a su servicio, extermina todas las vidas que desde su punto de vista son perjudiciales, sin darse cuenta que con esto destruye la calidad de su especie y el orden y armonía del Universo. El aumento anormal y catastrófico del crecimiento en este periodo demuestra claramente la situación cancerosa del hombre contemporáneo y la necesidad imperiosa de cambiar su “filosofía del mundo y de la vida”.

    Si aunamos este mal con el anormal Crecimiento de consumo de energía que hoy con su 7000 Millones es 35 veces más que existía en la época de Jesucristo, y el también antinatural consumo de energía se extendía entre los países económicamente desarrollados, que significa un tercio de la población del mundo, cuyas demandas materiales nuestro planeta ya no puede satisfacer, y como consecuencia de este acontecimiento se han presentado la crisis económica mundial, el sobrecalentamiento de la tierra y cambio climático, los insolubles contaminaciones de aire agua y tierra, la destrucción de biodiversidad etc., si tomamos en consideración que este negativo acontecimiento aun no ha llegado a su techo sino para el año 2050 se estima que la población del mundo llegara a la cifra de 9.600 millones que será como 47 veces más que existía en la época de Jesucristo, y el anormal consumo de energía se extenderá también entre los países económicamente emergentes como China, India, Brasil, México, y otros países en vía de desarrollo, que es de 2/3 de la población del mundo y que sumando estos negativos cambios significará más de doble lo que se consume actualmente, creo que no falta de ser un científico para demostrar que nuestro planeta no puede producir y satisfacer estas demandas y la destrucción planetaria será inevitable.

    Nuestra incondicional creencia y fe en las ciencias y tecnologías en resolver este problema y salvar con ello nuestro futuro es un autoengaño que sólo nos sirve para posponer este catastrófico fin, por lo que tenemos que abandonar este erróneo enfoque de tratar nuestros nuevos tipos de males surgidos desde la revolución industrial, y reconocer que estos males no han surgido por azar ni son causales sino los manifestado efectos de una causa común, que es el erróneo modo de vida del hombre contemporáneo, y para saber porque ha podido ocurrir esto hará falta conocer la verdadera e intrínseca naturaleza de especie humana, que es cuestión filosófica, que hoy es ignorada, y peor aún no figura en programa de investigación en ningún Organismo Oficial como las Naciones Unidas, Ministerio de Ciencia e Innovación, ni Organismos Particulares como las Fundaciones y distintos tipos de Centro de Investigaciones, siendo esto la causa que nuestros males se aumentan progresivamente tanto en numero como en grado.

    Evitar este catastrófico fin de nuestras civilizaciones ya no hay tiempo pero empezando reconocer que la causa de todos nuestros nuevos tipos de males, surgidos después de la revolución industrial, es el mal entendido de la naturaleza de la especie humana, y conocer la verdadera naturaleza del hombre, y convertir este conocimiento en una justa “Filosofía del mundo y de la vida”, después del catastrófico fin de nuestras civilizaciones, los supervivientes aceptaran esta “filosofía “ y con esto se salvará el futuro de las nuevas generaciones y se abrirá una nueva cultura, basada en esta justa y necesitada “filosofía del mundo y de la vida”.

    Madrid 20 de Abril de 2012.
    Francisco Z. Lantos
    Doctor Arquitecto

    Curtir

    • 08/02/2014 19:00

      Francisco,
      Es necesario definir mejor qual es la naturaleza humana para poder entender su argumento.Ayudaria a todos si aclarara mejor este tema
      lboff

      Curtir

  10. Francisco Zoltan Lantos permalink
    27/01/2015 17:52

    ¿QUE PODRÍA SALVAR EL FUTURO DE NUESTRAS CIVILIZACIONES?

    El problema más grave de nuestras civilizaciones es el antinatural y desenfrenado expansión demográfica y también antinatural crecimiento de consumo de energía, ambos causados por el excesivo materialista “filosofía del mundo y de la vida”, del hombre contemporáneo.

    Siendo la conducta y actividades del hombre contemporáneo la causa de estos y todos otros nuestros males, surgidos desde la Revolución Industrial, para eliminar estos males y resolver nuestros graves problemas, tendríamos que cambiar nuestro nodo de vida, pero para esto sería indispensable saber porque ha podido ocurrir este negativo acontecimiento en la vida del hombre, ya que la conducta del hombre no es constante y preestablecida como en el caso de los otros seres animados (animales),debajo de su nivel.

    Este estudio que yo he realizado nos demuestra que el hombre a diferencia de los otros seres animados (animales), además del instinto, en que está impreso la Verdad sobre la Existencia y que guía la conducta de los animales, el hombre también posee espíritu, con facultad de Conciencia, Raciocinio y don de Creatividad, con los que puede juzgar y valorar las cosas en su alrededor y obtener su libertad para sus actos.

    Al estar sus dos naturalezas, el instinto a través del que el hombre puede también sentir la Verdad, y espíritu a través del que puede conocer la Verdad, inseparablemente fusionados en una unidad, la influencia de una sobre la otra modifica ambos conocimientos, permitiendo al hombre de tener 3 posibilidades para elegir su vida.
    1) Puede sobrevalorar la parte espiritual sobre la parte instintiva de su naturaleza. Situación que existía durante la época arcaica de la antigua cultura de Grecia, y durante la época de Edad Media de nuestra cultura Cristiana.
    2) Puede tener la misma atención de ambas partes de su naturaleza, establecer el justo equilibrio de su naturaleza psicosomática. Situación que existió durante la época clásica de la antigua cultura de Grecia, y durante la época de Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.
    3) Puede sobrevalorar la parte física-instintiva a costa de la parte espiritual de su naturaleza. Situación que existía durante la época Helenística de la antigua cultura de Grecia, y en nuestras civilizaciones desde la Revolución Industrial, extendido esto ya a toda parte de nuestro planeta.

    Aprendemos de estos ejemplos que es el estado psicosomático de los hombres que define sus conductas y actividades, y sólo cuando lograba establecer el justo y perfecto equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza, es cuando obtuvo su perfección humana, y su capacidad de adaptarse con su conducta y actividades a las Leyes da la Naturaleza, y anular con esto de manera natural y espontánea todos los males que han surgido por su anterior modo de vida.

    Encontrándonos hoy por nuestra exageradamente materialista “filosofía del mundo y de la vida”, en degenerado estado psicosomático de nuestra naturaleza, situación que existía en la época Helenística de la antigua cultura de Grecia, y cuyo erróneo modo de vida, aquellas sociedades no han logrado de cambiar por vía evolutiva y pacifica, sino llevando esto hasta su fin, el cambio se realizo por medio revolutivo y destructivo, lo que les servio que para que a través de este ejemplo negativo nacerá en algunas personas inquietas y preocupadas por el futuro de sus sociedades, la justa y necesitada “filosofía del mundo y de la vida”, y al estar sus congéneres ya dispuestos de aceptarla, se abrió con ello un nuevo camino para una nueva cultura, que es la nuestra cultura Cristiana, que por la extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” del hombre contemporáneo, el hombre se encuentra otra vez como en la época Helenística de antigua cultura de Grecia, en el degenerado estado psicosomático de su naturaleza, lo que en caso del hombre define su jerarquía de valores, a las que en este estado de su naturaleza encuentra valido e indispuesto de cambiarlo.

    En este ambiente, algunos pocos hombres inquietos y preocupados pos nuestro futuro, en sus búsqueda, observando la conducta y actividades del hombre en su historia descubren que los distintos tipos de males que se presentaban en el mundo, han sido causada por el especial naturaleza de especie humana, pero esto sólo se presentaban cuando el hombre no lograba establecer el justo y perfecto estado psicosomático de su naturaleza. Sabiendo esto y conociendo como era esto en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en época de Renacimiento de nuestra cultura Cristiana, lo que tienen que desarrollar nuestros precursores es de cómo adaptar y poner en practica este conocimiento a nuestras circunstancias, pero para esto hará falta vencer las indisposiciones de nuestros Organismos Oficiales y Organizaciones Particulares, para cambiar sus prácticamente establecidos y rutinariamente practicados enfoques sobre el mundo y de la vida, apoyar este tipo de investigaciones, y que la gente hubiera abierto para escuchar sus mensajes.

    Madrid 24 de Julio de2010
    Ferenc Z. Lantos

    NOTA: COMO NADIE HECHO CASO A ESTE LLAMAMIENTO EXPUESTO EN EL NÚMERO 18 DE LA REVISTA ANUAL “MENSAJE” DE MI CENTRO DE INVESTIGACIÓN, NUESTRA SITUACIÓN SE HA EMPEORADO DURANTE ESTOS TRES AÑOS, Y ANTE ESTE HECHO EN ESPERANZA QUE ENCONTRARE ALGUNA ORGANIZACIÓN PARTICULAR O PERSONA PREOCUPADA POR NUESTRO FUTURO SE DECIDIRÁ UNIRSE CONMIGO EN MI LUCHA PARA VENCER ESTAS DESPREOCUPACIONES Y DESINTERESES POR NUESTRO FUTURO, HE DECIDIDO EXPONER NUEVAMENTE ESTE LLAMAMIENTO EN MI BLOG

    Madrid 22 de Junio de 2014
    Francisco Z. Lantos
    Doctor Arquitecto

    Curtir

  11. Francisco Zoltan Lantos permalink
    18/02/2015 9:43

    OBSERVANDO A CADA VEZ MÁS FRECUENTES CONTRADICCIONES ENTRE LOS RESULTADOS DEL ERRÓNEO ENFOQUE DE LAS NACIONES UNIDAS Y OTROS ORGANISMOS OFICIALES QUE DURANTE LOS PASADOS 35 AÑOS EN SUS COSTOSOS CONFERENCIAS Y CONGRESOS MUNDIALES HAN TRATADO NUESTROS MALES, Y DE LA REALIDAD, HOY EMPIEZAN YA ACEPTAR QUE ESTOS MALES NO HAN SURGIDO POR AZAR SINO SON LOS MANIFESTADOS EFECTOS DE UNA CAUSA COMÚN Y ESTA CAUSA ES EL ERRÓNEO MODO DE VIDA DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO DE NUESTRAS CIVILIZACIONES, PERO NO HACEN NADA PARA RESOLVERLO,

    SI NO LOGRAMOS CAMBIAR DRÁSTICAMENTE NUESTRO MODO DE VIDA EL CAMBIO SE REALIZARA POR UNA DESTRUCCIÓN PLANETARIA.

    Curtir

  12. Francisco Zoltan Lantos permalink
    02/04/2015 17:20

    PARA SALVAR EL FUTURO DE NUESTRAS CIVILIZACIONES ES INEVITABLE QUE ESTA SE ACABARA AUTODESTRUIRSE

    Según mi teoría la causa de nuestros innumerables e interrelacionados males, surgidos desde la revolución industrial, es la extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” y el degenerado estado psicosomático de la naturaleza especial humana, y la única solución de eliminar estos males es cambiar su errónea “filosofía del mundo y de la vida” y recuperar el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, condición indispensable para que el hombre pueda adaptarse, tal como lo hacen los otros seres animados (animales) debajo de su nivel, con su conducta y actividades, a las Leyes de la Naturaleza, y restablecer con ello su ordenado y armonioso desarrollo, del que depende el bienestar de todos los seres animados que componen nuestro planeta, como su propia felicidad.

    El problema de obtener este necesitado cambio, es que los hombres de hoy al estar absorbidos por nuestra errónea “filosofía del mundo y de la vida”, al que encuentran justo y correcto, y que dirige su modo de vida, ni son dispuestos ni capacitados para cambiarlos, siendo esto la causa que estos males están aumentándose tanto en el numero como en el grado, llegando hoy ya a un nivel que amenaza nuestra subsistencia, de cuya gravedad no son conscientes, por lo que muy poca gente están buscando la causa y correspondientes soluciones de estos males, sino aceptándolos como unos hechos dados y casuales dando improvisados consejos de cómo eliminar sus manifestado efectos, sin darse cuenta que con este enfoque caen en un error de un mal médico quien intenta curar una enfermedad infecciosa, manifestada su efecto en epidermis, con pomadas,, sin saber nada de la existencia de su causante la de la infección.

    Para conocer la causa de estos nuevos tipos de males, que no existían durante la época del Renacimiento, al causarlos por el hombre, hará falta conocer la real naturaleza de la especie humana y su relación con el mundo dentro de lo que realiza su vida, que es una cuestión filosófica, que a mi me costo muchos años de obtenerla, pero al fin he descubierto que el hombre es el único ser vivo cuya conducta y actividades no es constante ni preestablecida, sino al estar su naturaleza compuesta de cuerpo físico que posee instinto, y de existencia inmaterial, que posee espíritu, en las que esta implantada la Verdad sobre la Existencia Universal, la que en el primer caso se puede sentir y en el segundo conocerla, pero como estos dos fuentes de obtener el conocimiento de la Verdad no están separadas dentro de la naturaleza del hombre, sino están fusionadas en una unidad inseparable, el hombre puede obtener tres posibilidades de elegir su vida:

    1) Puede sobrevalorar la importancia de la parte espiritual a costa de la parte instintiva de su naturaleza. Situación que existía durante la época arcaica de la antigua cultura de Grecia y durante la época de Edad Media en nuestra cultura Cristiana.
    2) Llevar en perfecto equilibrio estas dos partes de su naturaleza especial humana. Situación que existía en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.
    3) Puede sobrevalorar la parte instintiva a costa de la parte espiritual. Situación que existía en la época Helenística de la antigua cultura de Grecia y que existe desde la revolución industrial, extendiéndose y creciendo desenfrenadamente entre todas las civilizaciones en nuestro planeta.

    La historia de la conducta y actividades de hombres de la antigua cultura de Grecia y nuestra cultura Cristiana nos demuestra, que el hombre sólo ha obtenido su justo conocimiento sobre “el mundo t de la vida” cuando logro establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, que ha sido durante la época clásica de la antigua cultura de Grecia y durante la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.

    Para obtener este ideal y justa “filosofía del mundo y de la vida”, en ambas culturas, han logrando realizar, por un lento proceso evolutivo, observando las contradicciones entre sus ideas y de la realidad, que tenían en la época arcaica de la antigua cultura de Grecia y de Edad Media de nuestra cultura Cristiana, y lo que al no poder mantener este ideal y prefecto estado de sus naturalezas, sino cambiando esta a una materialista filosofía en la época helenística, llevando este erróneo modo de vida hasta final, esta cultura se termino autodestruirse.

    Encontrándose desde la revolución industrial, nuestras civilizaciones, por su sxtremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” en la misma situación como eran los hombres en la época helenística, para evitar que nuestras civilizaciones se acaben con la misma suerte, la única solución que nos queda es establecer la justa “filosofía del mundo y de la vida” que corresponde a nuestra naturaleza especial humana y recuperar el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza.

    Conociendo como ha sido la vida de los hombres en las época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana, yo he elaborado en mi ensayo; ¿COMO ACABARA Y COMO SE LEVANTARA DE SUS CENIZAS EL FUTURO DE NUESTRAS CIVILIZACIONES?,¿que tipo de vida corresponde para que el hombre, en neutras circunstancias, pueda adaptarse con su conducta y actividades a las Leyes de la Naturaleza, y anular con esto nuestros nuevos tipos de males, surgidos por el erróneo modo de vida que practican hoy los hombres de nuestras civilizaciones, y obtener este necesitado cambio? ¿, y qué faltaría para lograr restablecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana?, que resolvería de manera natural y espontánea todos nuestros problemas, pero como los hombres de nuestras civilizaciones absorbidas por nuestra falsa “filosofía del mundo y de la vida” ni son dispuestos ni capacitados de realizar este cambio, nuestras civilizaciones se acabarán como ha ocurrido en la época helenística con la antigua cultura Grecia, autodestruirse.

    Empero después de este catastrófico fin de nuestras civilizaciones, teniendo elaborado la necesitada solución, hoy ignorada, los supervivientes, aprendiendo de esta desgracia estarán dispuestos de aceptar esta justa “filosofía del mundo y de la vida” con lo que obtendrán la manera natural y espontánea el justo y necesitado equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de sus naturalezas y con ello abril un nuevo y prospero futuro para las nuevas generaciones.

    Madrid 02 de Abril de 2015
    Francisco Z. Lantos
    Doctor Arquitecto

    Curtir

Trackbacks

  1. “Sólo un Dios nos puede salvar” - Iniciativa Debate Público
  2. “Sólo un Dios nos puede salvar” « Blog de Carmen Formoso Lapido

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s

%d blogueiros gostam disto: