Skip to content

Política y Diálogo en el contexto de la relección de Dilma Rousseff

12/11/2014

La reelección de Dilma Rousseff propicia reflexiones sobre varias formas de hacer política de partido. Hacer política es buscar o ejercer concretamente el poder. Que quede claro lo que Max Weber escribió en su famoso texto La Política como vocación: «Quien hace política busca el poder. Poder como medio al servicio de otros fines o el poder por sí mismo, para disfrutar del prestigio que él confiere».

Este último modo de poder político ha sido ejercido durante casi todo el tiempo de nuestra historia por las élites a fin de beneficiarse de él, olvidando que el sujeto de todo poder es el pueblo. Se trata del famoso patrimonialismo tan bien denunciado por Raimundo Faoro en su clásico Los dueños del poder.
Veo cinco formas de ejercicio del poder.

Primero, la política del puño cerrado. Se trata del poder ejercido de arriba abajo y de forma autoritaria. Hay un solo proyecto político, aquel del detentador del poder que puede ser un dictador o una clase dominante. Ellos simplemente imponen el proyecto y aplastan los alternativos. Fue lo que más ha habido en la historia brasilera, especialmente bajo la dictadura militar.

Segundo, la política de la palmadita en la espalda. Es una forma disimulada de poder autoritario. Pero se diferencia de la anterior porque esta se abre a los que están fuera del poder pero para engancharlos al proyecto dominante. Obtienen algunas ventajas mientras no constituyan otro proyecto alternativo. Es la conocida política paternalista y asistencialista que desfibró la resistencia de la clase obrera y corrompió a tantos artistas e intelectuales. Funcionó entre nosotros, especialmente desde Vargas en adelante.

Tercero, la política de manos tendidas. El poder es distribuido entre varios portadores que hacen alianzas entre sí bajo la hegemonía del más fuerte. Hay alianzas entre el partido vencedor con los demás partidos aliados para garantizar la gobernabilidad. Es el presidencialismo de coalición parlamentaria. Ese tipo crea favoritismos, disputas de puestos importantes en el Estado e incluso corrupción. Fue lo que ocurrió en los últimos años.

Cuarto, la política de manos entrelazadas. Parte del hecho básico de que el poder está repartido en los movimientos e instituciones de la sociedad civil y no solo en la sociedad política, en los partidos y en el Estado. Ese poder social y político puede convergir en algo benéfico para todos. Se trata de la gran discusión actual que prevé la participación de los movimientos sociales y de los consejos para, junto con el Parlamento y el Ejecutivo, definir políticas públicas. Se busca una democracia participativa que enriquezca la representativa. Negar esta forma es no querer democratizar la democracia y permanecer en la actual, que es de baja intensidad.

Especificando: la política de las manos entrelazadas sucede cuando el jefe del Estado se propone un amplio diálogo con todos en torno a un proyecto común mínimo. El presupuesto es: por encima de las diferencias y de los intereses en conflicto, existe en la sociedad la idea de qué país queremos, la solidaridad mínima, la búsqueda del bien común, la observación de reglas consensuadas y el respeto a valores de sociabilidad sin los cuales nos volveríamos una jauría de lobos. Las manos extendidas pueden entrelazarse colectivamente. Pero para eso, se necesita ejercitar el diálogo que implica oír a todos y buscar convergencias en la línea del gana-gana y no del gana-pierde. Es la ética en la política y de la buena política verdaderamente democrática.

Finalmente tenemos la política como seducción, en el mejor sentido de la palabra, subyacente a la propuesta de la presidenta Dilma. Ella propone un diálogo abierto con todos los actores políticos, también del área popular. Urge seducir al 48% que no votó por ella para que secunden un proyecto de Brasil que beneficie a todos a partir de la inclusión de los más castigados, de la creación de un desarrollo ecológica y socialmente sostenible que genere empleos, mejores salarios, redistribución del ingreso, cree un transporte decente y más seguridad para los ciudadanos, además de cuidado hacia la naturaleza y la potenciación de un horizonte de esperanza para que el pueblo pueda reencantarse con la política.

Se necesita ser enemigo de sí mismo para estar contra tales propósitos. El arte de ese diálogo es reencantar la política de las cosas y seducir a las personas para ese sueño bienaventurado.

Para eso es obligatorio mirar hacia delante. Quien ganó las elecciones debe mostrar magnanimidad y quien las perdió, humildad y disposición de colaborar con vistas al bien común.

¿Es idealismo? Sí, pero en su sentido profundo. Una sociedad no puede vivir sólo de estructuras, burocracia y disputas ideológicas en torno del poder. Tiene que suscitar la cooperación de todos y alimentar sueños de mejoría permanente que incluyan y beneficien lo más posible a todos, para superar nuestra espantosa desigualdad social.

Razón tienen las comunidades eclesiales de base cuando cantan: «Sueño que se sueña solo es pura ilusión. Soñar que se sueña juntos es señal de solución. Entonces, vamos a soñar juntos, soñar en colaboración».

Esta es la convocación supra-partidaria que la presidenta Dilma está haciendo al Parlamento, a los movimientos populares y a toda la nación. Sólo así se vacía el discurso de las divisiones, de los prejuicios contra ciertas regiones y se sanan las llagas producidas en el ardor de la campaña electoral con todos sus excesos de una parte y otra.

Leonardo Boff es autor de Qué Brasil queremos, Vozes, Petrópolis 2000.

9 Comentários leave one →
  1. 12/11/2014 13:48

    Republicou isso em Planeta marcela!.

  2. 13/11/2014 13:38

    Caro LB

    Achei bastante interessante tua análise dos vários tipos de políticas, que demonstram de forma quase cabal as atuações dos diferentes líderes. Muito bom.
    Queria aproveitar o ensejo e te chamar tua atenção a um estado para o qual costumo usar a seguinte frase : SP está para o Brasil assim como o Texas está para os EUA. Sabemos que, notoriamente do Texas tem sido eleitos os presidentes americanos mais reacionários da história americana. Falando nisso abaixo vai um link de algo que vem acontecendo em SP a muito tempo e só agora estão vindo à tona.

    http://g1.globo.com/educacao/noticia/2014/11/vitimas-de-estupro-em-festas-da-usp-denunciam-abusos-alesp.html

    visite-o, é bastante didático.

    Abraços

    Jose Severiano

  3. 14/11/2014 0:56

    Dear LB

    Maybe this is not the place to write this, but did you thought any time that we are, indeed, all of us entangled, and that, you, me, anybody else indeed, no matter which are their believes, we are part from everything !!!
    Why do we have to be so mean, so selfish ???

  4. 14/11/2014 23:44

    Caro LB

    Já pensou na seguinte asserção ? O que vivemos hoje na verdade é resultado de um pensamento, que foi válido até a revolução industrial e hoje deve ser mudado, o pensamento cartesiano. Descartes, grande filósofo, teve seu valor, mas hoje não podemos nem devemos pensar nem viver tomando como base seu pensamento como um todo. O que você acha disso ?
    Descartes era mecanicista, não olhava o todo, se olha para uma árvore, a olhava através de suas partes. raízes, tronco, galhos, folhas e flores ou folhas. Nunca como um todo, e que na verdade existe uma conexão entre tudo e todos.

    Abraços

  5. 15/11/2014 3:24

    Republicou isso em Alejandro Valle Baeza.

  6. 18/11/2014 18:19

    Republicou isso em NUEVO AMANECER.

Trackbacks

  1. Política y Diálogo en el contexto...
  2. Política y Diálogo en el contexto de la relección de Dilma Rousseff | EVS NOTÍCIAS.

Deixe uma resposta

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

%d blogueiros gostam disto: